viernes, 25 de enero de 2013

La Mentira

Y en aquella ruidosa cafetería de la universidad me confesaste
que no vivías en casa de tus padres,
y comprendí que el sol de aquel verano
había conseguido borrar de tu dedo
la marca blanca de tu anillo de casado.

Y descifré en fracciones de segundos
conductas recientes  y extraños comportamientos;
tus reflexiones inacabadas,
tus explicaciones sin lógica ni fundamento,
las miradas de tus amigos y sus silencios en algunos momentos.

- ¿Por qué no me lo has dicho?", te pregunté desconcertada, más bien estupefacta...
- Porque tu para mí eres una botella de oxígeno...Y no te quiero perder.

Recuerdo que nos separaba la mesa,
tu y yo frente a frente.
Justo antes de mi examen,
justo antes de que entraras a tus clases de inglés.

Y sentí decepción
y pena por ti (un hombre atrapado)
y un cierto enorgullecimiento, un halago (Yo "!una botella de oxígeno!").

Cogí mis libros, me despedí
 y cruce el umbral de la puerta
como quién pasa bajo un puente:
encogida, ensombrecida,
esperando recibir de nuevo la luz del día.

Te  confieso que durante el examen,
no dediqué ni un segundo a pensar en ti.
Me jugaba la asignatura y la carrera...
Y yo deseaba cruzar esa pasarela
de forma exitosa,
con claridad y sin sombras...

En cambio,
tu trabajo en una gran empresa de  responsable de RRHH
no parecía haberte dotado de suficientes herramientas
para resolver tus propios dilemas.

Cuando al de un corto espacio de tiempo te reencontré
te lamentaste de tu situación,
(Hombre rico, Hombre pobre)
y me dije a mí misma,
"Sigues igual. Se acabó...Mentiroso...Me engañaste...
Me mentiste sin razón"
Y decidí no volver a saludarte.

Pasarela Pedro Arrupe y la Universidad de Deusto.
No sé si algo gané,
sé que nada perdí.
No hubo duelo,
solo estuvimos un corto plazo de tiempo,
y continué con mi juventud y las ganas de vivir.

Y es que nunca necesité hacer ni un mínimo esfuerzo
para olvidarme de aquel capítulo de mi vida,
del temible puente
y  desde luego, de ti.

"¿Dijiste media verdad? Dirán que mientes dos veces si dices la otra mitad"
Antonio Machado

FleedWood Mac: Sweet litte  lies

23 comentarios:

  1. Estas relaciones te sirven para aprender aspectos humanos negativos que luego se reconocen en otros. Si apenas hubo duelo es que no te caló mucho,mejor que mejor.
    Besos, Pat.

    ResponderEliminar
  2. Entrelasarte....un pequeño cachito de mi vida que m ha complacido recordar. Me ha hecho aún más fuerte y me he reconocido. Da gusto volver al pasado para darse cuenta de tus cimas conquistadas.

    Besos,

    ResponderEliminar
  3. Es verdad, Ohma...no me caló, no. Y sí, mejor que mejor. Creo que gané algo y él perdió mucho. "Tant pis pour lui"

    Besos,

    ResponderEliminar
  4. La verdad es lo que es, y sigue siendo verdad, aunque se cuente al revés (también de Machado)Quizá era simplemente una verdad contada desde otro enfoque. Y en el fondo, todos somos impostores. En un universo de mentiras, puede que sólo mientan los sinceros.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Felicito el salto hacia la madurez conciente que diste,amiga...sé que no debió ser fácil, pero con las cosas claras (aunque duela) en un asunto emocional, las mujeres somos bastante fuertes si nos sabemos querer y respetar...
    Me alegro mucho (si no hubieras puesto que es tu propia experiencia vivida, no te comentaba a ti en primera persona)...Qué bueno es (sano, grande, alimento a nuestra autoestima) cuando miramos hacia atrás y sabemos que PUDIMOS...

    Mi abrazo enorme!.
    (Y hasta la vuelta).

    ResponderEliminar
  6. Amando, cuando decidí elaborar esta entrada pensé algo así...¿Quién no ha sido impostor alguna vez? En esta realidad en la que vivimos (y se puede percibir de muchas maneras)a veces nos comportamos como impostores y otras nos sentimos engañados. Besos,

    ResponderEliminar
  7. Maritza, un pequeños capítulo de mi vida que creía no merecía la pena recordar...Pero sí, !mira por donde! Él se equivocó, porque buscaba oxigenarse y yo me equivoqué con él. No resultó tan difícil, no, porque como tu bien dices, me quería bastante a mí misma, tenía mis objetivos claros y desde luego - en este caso- dormía con la conciencia muy tranquila.

    Besos y aprovecha tu tiempo de ocio para descansar!

    ResponderEliminar
  8. Todos en alguna ocasión he sido victimas de ella, por unos motivos o por otros, y personalmente es una de las cosas que mas rechazo. Esperemos no nos atrape.
    Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  9. Saber pasar página es toda una ciencia al alcance de unos pocos.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  10. Great post. Nice atmosphere on your blog. I like it here. ;]
    Feel free to visit my blog. New images.
    If you like my picture like me on the fan page: https://www.facebook.com/pages/In-another-light/413836138693856
    I will be extremely grateful.

    Have a nice weekend. Yours. ;)

    ResponderEliminar
  11. Casi a medio siglo de existencia echo un vistazo atrás para apreciar que la vida sigue y al final del ocaso encontramos lo que siempre al final ha estado esperándonos. La persona adecuada. Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  12. Leyendo ese tremendo poema de la "botella de oxigeno" me he sentido estremecer...

    Es tremendo...

    Y la imagen, de lujo

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  13. Si alguien me miente está muerto para mí.
    No lo soporto.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Hola Pat.
    Una historia terrible, donde el daño está muy presente aunque seamos fuertes y tengamos las cosas claras, ya de por si es un punto importante, una batalla ganada.
    Momentos que nos marcan, donde se dice que aprendemos, pero siempre habrá otra historia "diferente" que nos hará ser de nuevo ciegos.
    La mentira también para mi es lo peor que uno puede recibir, mas que el engaño.
    Una historia real, por cierto muy bien contada, con una bonita fotografía como testigo.
    Un besito Pat, te lo mereces.

    Fotografía Juanjo Mediavilla

    ResponderEliminar
  15. Juanjo, Toro, gracias por pasaros por aqui.

    Yo también odio la mentira pero las hay de muchos tipos, las "piadosas" (creo en ellas) evitan el daño al otro, y las mentirosas de verdad - como ésta - que tienen como objetivo lograr un beneficio a costa del otro, por encima del otro. Ciertamente, son las mas odiosas. !Uf! Vivimos plagados de mentirosos y manipuladores ¿No creeis?

    ResponderEliminar
  16. Toro, la mentira duele, pero comprendí que él lo hiciera ¿Por qué? Pues porque de haber conocido su situación con anterioridad no hubiéramos llegado jamás a nada.

    Yo quería amar y ser amada pero no a costa de todo; y él sabía muy bien, que para mi los hombres comprometidos eran intocables.

    Yo era libre para elegir, no tenía prisa y confiaba en el futuro. Por eso no siento rencor; por eso puedo contarlo aquí sin pudor.

    Besos,

    ResponderEliminar
  17. Antiqua Foto, de verdad que a mí no me produce esa sensación; en el fondo- como ya he dicho - me sentí halagada por ser una botella de oxígeno para él; entendí que se estaba ahogando y yo era una tabla de salvación; dicho lo dicho, y a pesar de ello todo se acabó, rápidamente, sin dolor. Creo que él sufría más, sufría de verdad porque no encontraba su salida.

    Mi objetivo? Ya os lo he dicho, cruzar la pasarela disfrutando del viento y el sol y seguir creyendo en el futuro y en el amor.

    besos,

    ResponderEliminar
  18. Paco, si, todos hemos podido ser engañados, y como bien dice Juanjo y Ohma, aunque se aprende también puede volver a repetirse. Cada vez me fío más de mi intuición, pero hay personas muy hábiles para despistarla ¿o no?

    Besitos,

    ResponderEliminar
  19. Mentir es de cobardes que no saben enfrentarse al realidad...Buen salto diste amiga!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Lo mejor de todo es tu actitud ahora no, me refiero cuando sucedió...
    Hay personas que se enganchan a los "fantasmas" y echan a perder sus vidas.


    Me gusta tu talante amiga.

    Patt, un besote grande!

    ResponderEliminar
  21. Gracias Laura querida. Sí que fui capaz. No lo sé...y ahora, podría hacer los mismo? ¿podría mantener éstos o parecidos principios? No lo sé...
    Besos,

    Remei, gracias. Yo ya no soy la misma. La vida nos cambia y mi talante fue lo que fue.Pero tienes toda la razón. Nada de engancharse con la destrucción.
    Besos,

    ResponderEliminar
  22. Pat: Por lo que leo has cambiado y ahí viene mi intriga: ¿Como eras antes? ¿Como eres ahora? ¿En que has mejorado o empeorado?
    Saludos

    ResponderEliminar